RECOGIDA SEPARADA DE LA FRACCIÓN ORGÁNICA: NUEVOS RETOS A LOS QUE ENFRENTARNOS DE MANERA CONJUNTA.

La recogida separada de los biorresiduos para dar cumplimiento a las obligaciones que la normativa impone a los Ayuntamientos, es un tema que sin duda preocupa a nivel local, tanto técnico como político, por el breve periodo de tiempo que nos queda para su puesta en marcha: el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados establece la obligación de la recogida separada de biorresiduos de origen doméstico antes del 31 de diciembre de 2023 para las entidades locales con población de derecho superior a 5.000 habitantes, y antes del 31 de diciembre de 2021 para el resto.

Esta preocupación quedó patente en la última Asamblea de la Red GRAMAS celebrada el pasado 19 de diciembre en Cenes de las Vega, en la que los técnicos municipales de la Red quisieron resaltar la gran responsabilidad y oportunidad que tenemos en la provincia de Granada a raíz de la aprobación de las nuevas directivas europeas de residuos, donde de forma clara se establece una hoja de ruta y unos plazos a cumplir en la separación de residuos de materia orgánica en origen.

“Utilizamos la Asamblea Anual de la red GRAMAS como altavoz para plantear a los representantes políticos la necesidad de una planificación que permita avanzar en este sentido a lo largo de los próximos años”: esta fue la petición que se hizo en lo que los técnicos de medio ambiente de la Red GRAMAS llaman “Convención de Cenes de la Vega” por el impulso que de manera conjunta se logró para seguir avanzando en la gestión ambiental municipal, y que fue escuchada y recibida por la Delegación de Medio Ambiente y Protección Animal de la Diputación.

Recogiendo el testigo, y dado que la coordinación entre los procesos de recogida y los de tratamiento es fundamental para alcanzar los objetivos exigidos, desde la Delegación de Medio Ambiente y Protección Animal se comenzaron a analizar las alternativas y a conocer las experiencias de otros territorios. Se quiere seguir avanzando en el tema, para lo que se necesitan analizar las diferentes soluciones que mejor encajen con las características de nuestra provincia, evaluando técnicamente las distintas posibilidades.

En este marco, a modo de parada en el camino para conocer los avances conseguidos, el pasado 9 de julio se celebró un nuevo Encuentro del Grupo de Trabajo de Residuos, orientado fundamentalmente a mostrar la experiencia de uno de los municipios de la provincia (Salobreña) que lleva tiempo queriendo adaptar su servicio de recogida de residuos a las obligaciones legales, y que en muchos aspectos se puede definir como municipio pionero en la gestión local de la economía circular.

Además, la Diputada de Medio Ambiente y Protección Animal inauguró el encuentro mostrando el interés que la Diputación está teniendo en esta iniciativa, habiendo desarrollado ya visitas a experiencias de éxito llevadas a cabo en otros territorios. Tal y como dijo en su bienvenida tanto a los asistentes presenciales como a los virtuales (el encuentro se retransmitió on line para garantizar una mayor presencia de técnicos y concejales interesados, y como medida de seguridad por el Covid-19), “la coordinación activa y fluida entre los municipios y la diputación es un aspecto sin duda necesario para garantizar el éxito de iniciativas de gran envergadura como esta”.

Gracias al impulso de la red GRAMAS, y a su demanda conjunta de políticas locales con las que avanzar y mejorar en la gestión ambiental municipal, comenzamos a enfrentarnos de manera activa a una realidad inminente que al mismo tiempo nos ofrece una oportunidad única: convertir la provincia de Granada en un referente en la gestión de residuos municipales bajo los principios de la economía circular