“Aire Limpio en los Centros Escolares” se desarrolla en tres colegios de Valderrubio, Salar y Granada.

La ONG Global Action Plan (GAP), que ya desarrolló en nuestra provincia el programa Water Explorer, ha puesto en marcha con el apoyo de Philips Foundation, un programa de educación ambiental para mejorar la calidad del aire en las aulas de los centros escolares españoles. La iniciativa, denominada ‘Aire Limpio en los Centros Escolares’, se está implantando en colegios de Bizkaia, Granada y Madrid. Tras la exitosa implementación del proyecto “Clean Air for Schools” en el Reino Unido por GAP y Philips Foundation, el programa piloto “Aire Limpio en los Centros Escolares” proporcionará apoyo gratuito para ayudar a los centros de enseñanza a implementar un plan de acción de aire limpio a medida.

Entre mayo y junio de 2021, los colegios participantes desarrollarán una serie de talleres para que los estudiantes conozcan el problema de la contaminación atmosférica y crearán un plan de aire limpio para el centro escolar liderado por docentes. También recibirán asesoramiento y recursos didácticos de GAP y Philips Foundation para ayudar a aplicar las medidas del plan de acción. Además, los centros escolares que participan en esta iniciativa recibirán 10 purificadores de aire para ayudar a limpiar el aire dentro de las aulas.

Los nueve centros que participan en el programa piloto realizarán una evaluación del programa y de las herramientas utilizadas con el fin de mejorarlas y aplicarlas, en una segunda fase, a un mayor número de colegios españoles.

En la provincia de Granada participan tres colegios que son la Ecoescuela CEIP La Inmaculada de Salar, el CEIP Juan Pablo I de Valderrubio y el CEIP Sierra Nevada de Granada. Durante la última semana de abril se han celebrado talleres educativos en los propios centros.

aire_limpio_1.jpg aire_limpio_2

Un problema con solución

Niños y niñas están en riesgo frente a la contaminación del aire, ya que sus cuerpos todavía se encuentran en desarrollo y el aire contaminado puede provocar problemas de salud, incluyendo daños irreversibles en la función pulmonar, agravamiento de problemas respiratorios e incluso puede causar asma en algunos casos.

La buena noticia es que la contaminación del aire tiene solución y “hay medidas muy sencillas que los centros escolares pueden adoptar para proteger la salud de los niños y niñas”, afirma el presidente de Global Action Plan. Los centros escolares pueden luchar contra la contaminación del aire haciendo cosas como:

  • Reducir la contaminación causada por el reparto de suministros al colegio coordinando, por ejemplo, el horario de las entregas.
  • Reducir la contaminación en la entrada del centro escolar animando a los padres y madres y al personal del colegio a acudir a pie o en bicicleta.
  • Animar a los estudiantes a trabajar con los agentes locales y pedir cambios para conseguir que el aire esté menos contaminado en sus ciudades.
  • Promover la plantación de árboles que actúen reduciendo la contaminación del aire y ayudando a proporcionar un aire más limpio en el centro y el entorno escolar.

Asimismo, los impulsores de este programa creen que educar a los escolares sobre contaminación atmosférica y calidad del aire puede ayudarles a completar el currículo básico de educación primaria. En concreto, Aire Limpio en los Centros Escolares puede integrarse en los contenidos de asignaturas troncales como ciencias de la naturaleza y ciencias sociales y trabajar los contenidos de la asignatura específica de valores sociales y cívicos.

“Aprender sobre la contaminación atmosférica también les puede ayudar a adquirir estrategias propias del trabajo científico que fomentan actitudes relacionadas con la curiosidad, interés, rigor y precisión, creatividad, pensamiento crítico, esfuerzo y autonomía en el trabajo personal o actitud activa y responsable en las tareas”, concluye el presidente de GAP España.