La recogida de los RAEE ha de realizarse de manera separada a la del resto de residuos, como condición previa para asegurar el tratamiento más adecuado y la recuperación de los materiales contenidos en los residuos. De acuerdo a la establecido en el Decreto 110/2015, sobre RAEE, y el Decreto 73/2012, que aprueba el Reglamento de Residuos de Andalucía:

  • Si la entidad local tiene más de 5000 habitantes, se deberá garantizar su recogida selectiva directamente en la vía pública, mediante recogida puerta a puerta o mediante puntos de recogida selectiva en número suficiente, distribuidos de acuerdo con criterios de accesibilidad, disponibilidad y densidad de población, entre otros.
  • Si el municipio, o agrupación de municipios, tiene menos de 5000 habitantes, la recogida selectiva de RAEE se efectuará en puntos limpios fijos o móviles, o mediante sistemas de recogida en la vía pública.

Los RAEE se consideran residuos peligrosos debido al contenido de sustancias potencialmente peligrosas que pueden dar origen a importantes problemas medioambientales, si no son descontaminados adecuadamente. Una gran parte de los contaminantes encontrados en los residuos municipales provienen de los RAEE.