Entre los residuos generados en los cementerios municipales se encuentran:

  • Restos de ataúdes.
  • Restos de poda, jardinería y limpieza de los espacios.
  • Restos humanos, cuya gestión queda regulada, en Andalucía, por el Decreto 95/2001, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria, así como el Decreto 238/2007, que lo modifica. Se incluyen en esta clase de residuos órganos enteros, huesos y restos óseos, así como restos anatómicos que comprendan huesos o parte de hueso.