Los restos vegetales y la poda que se generan en los trabajos de jardinería y mantenimiento de plantas y vegetación, así como la limpieza de los espacios abiertos, en cementerios están clasificados dentro del Listado Europeo de Residuos (LER), como residuos municipales (20 02 01).

Dada la naturaleza de los mismos, deberán ser recogidos selectivamente para su adecuado tratamiento junto con el resto de la fracción orgánica municipal.