Corresponde a los particulares que ostenten su titularidad la limpieza de los solares particulares, así como cualquier zona común de dominio no municipal.

En caso de copropiedad de los elementos señalados, la responsabilidad de la limpieza se entenderá solidaria.

El municipio, a través de su Ordenanza Municipal para regular la gestión de residuos, ejercerá el control e inspección del estado de limpieza de los espacios objeto del artículo anterior, y podrá obligar coactivamente a limpiarlos a la persona responsable, de acuerdo con las instrucciones que al efecto dicten los servicios municipales.

En caso de incumplimiento podrá utilizar cualquiera de los instrumentos jurídicos previstos en dicha Ordenanza.