Los restos vegetales y la poda que se generan en los trabajos de jardinería y mantenimiento de plantas y vegetación, así como de la limpieza de los espacios abiertos en cementerios, están clasificados dentro del Listado Europeo de Residuos (LER), como residuos municipales (20 02 01). Por ello deberán ser recogidos selectivamente para su adecuado tratamiento junto con el resto de la fracción orgánica municipal.

En el caso en el que se generen en grandes cantidades, especialmente en entornos rurales y urbanos en los que la configuración urbanística es principalmente horizontal y está formada por viviendas unifamiliares con zonas verdes, los municipios deberán establecer algún sistema que garantice su recogida:

  • Mediante su depósito en un punto limpio.
  • Mediante la disposición de contenedores específicos en la calle o rutas específicamente fijadas para ello por parte de los municipios.