Las radiografías son productos hechos de plástico, aunque el mayor componente de las radiografías es la plata.

Por eso no se pueden tirar a un cubo de basura normal, sino que hay que tirarlas en los en los contenedores que hay en algunas farmacias, o bien en centros de salud, para que las puedan reciclar. También pueden depositarse en Puntos Limpios, cuando están habilitados para ello.